viernes , octubre 19 2018
Home / Uncategorized / Este Perrito Comienza A Bailar Al Escuchar A Su “Abuelita” Cantar

Este Perrito Comienza A Bailar Al Escuchar A Su “Abuelita” Cantar

La llegada de la tercera edad implica cambios importantes en diferentes aspectos de la vida de una persona. Es un tiempo de contrastes, donde es necesario resignificar muchas de las cosas que ya no son lo que eran. El cuerpo ya no es el mismo, no responde como antes, las actividades que uno solía realizar a diario requieren más tiempo y cuidado, cuando otras ya no pueden ser llevadas a cabo.

Es frecuente que si se trata de personas que han realizado una actividad laboral sostenida durante mucho tiempo, esta etapa coincida con la jubilación, lo que implica una transformación vital de gran significado y un esfuerzo de reacomodación que puede llevar algún tiempo y frecuentemente está acompañado de cierto sentimiento de vacío o inutilidad.

El aspecto social también sufre cambios importantes. Han surgido vínculos nuevos por la aparición de nietos, mientras que simultáneamente se han reducido otros, a veces drásticamente, por la partida de familiares o amigos coetáneos.La etapa de la madurez de la vida va a poner de relieve si uno ha sabido cultivar herramientas que le permitirán hacer de éste un tiempo de gran plenitud.

Mantener el cuerpo saludable y activo, encontrar actividades culturales que sirvan de estimulación o esparcimiento y adaptarse a los cambios inevitables con creatividad… son algunos de los factores que harán más fácil el tránsito por esta etapa. Es común que aparezca cierta sensación de vacío, de soledad, un “no saber qué hacer con el tiempo”.

Los hijos y nietos suelen estar inmersos en rutinas llenas de actividades, parece que ya no tuvieran tiempo para nada, y uno teme volverse una molestia. Más allá de estas fantasías que suelen aparecer, sean reales o no, es un tiempo en el que es clave la actitud con la que uno encare cada día. Es momento de activar por uno mismo, de hacer cosas por el propio bienestar y la salud.

Es realmente increíble, pero al menos en esta ocasión es bastante real. La abuelita, que está en una silla de ruedas, comienza a cantar una canción religiosa, y el perro, de raza Bulldog, comienza a moverse graciosamente mientras la abuela canta y aplaude.El perrito se veía completamente feliz a lado de su familia y muy bien alimentado,

por eso cuando tengas una mascota le des todo el amor y cuidados posibles para que goce de una vida saludable, el perro está sentado sobre su trasero y mueve todo el cuerpo junto con sus patas delanteras, haciendo unas muecas graciosas y disfrutando de la canción que canta la abuela.Alguna vez viste a un animal bailar con una canción? Pues bien aquí lo vas a ver, en el siguiente video que verás a continuación, una abuelita canta mientras su perro comienza a bailar.

Loading...

Autor: pedromelo

Vea también

Te has estado cepillando los dientes mal todo este tiempo

Desde que estamos pequeños una de las primeras cosas que nos enseñan nuestros padres sobre …