viernes , octubre 20 2017
Home / Nacionales / “La inundación más devastadora en la historia de Houston”

“La inundación más devastadora en la historia de Houston”

“Lo que estamos viendo es la inundación más devastadora en la historia de Houston. Estamos viendo niveles de lluvia sin precedentes”.

Así es como el meteorólogo Steve Bowen evaluó la situación de emergencia que vive la ciudad de Houston, la urbe más grande del estado de Texas y la cuarta del país, en la que la lluvia de la tormenta Harvey está provocando serias afectaciones.

Y es que en Houston han caído más de 75 cm de lluvia y las autoridades dicen que es la mitad de lo previsto para los próximos tres días. Harvey dejó ya cinco muertos a su paso.

De acuerdo con las previsiones del Servicio Nacional Meteorológico de Estados Unidos (NWS, por sus siglas en inglés) lo peor se espera para miércoles y jueves.

El presidente Donald Trump declaró en la mañana del lunes el estado de emergencia a causa de este fenómeno meteorológico. La Casa Blanca anunció que Trump visitará Texas el martes.

“Es una locura ver los caminos por los que se conduce todos los días completamente bajo el agua”, dice John Travis, un habitante de la ciudad estadounidense de Houston, de las severas inundaciones en las autopistas, avenidas y calles que está provocando la tormenta Harvey a su paso por Texas.

“Parece que no vamos a ir a ninguna parte por un tiempo”, lamentó Brit Dreger, otro residente atrapado.

Grandes autopistas, avenidas principales y calles en los barrios quedaron sumergidas bajo el agua desde el sábado.

Para el NWS la amplitud e intensidad de esta lluvia “está más allá de lo que se experimentó nunca antes”.

“Las inundaciones catastróficas están llegando y se espera que continúen durante días”, remarcó el NWS en un mensaje de advertencia la tarde de este domingo.

Cerca de 2.000 personas han sido rescatadas en zonas donde el agua alcanzaba el techo de las viviendas, informó Darryl Coleman, jefe de la oficina del alguacil del condado de Harris, donde se ubica Houston.

Las autoridades pidieron a las personas en zonas inundadas que, de ser necesario, suban a los techos para que puedan ser vistos por los servicios de emergencia.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, incluso pidió a los residentes que cuenten con botes o lanchas que ofrezcan apoyo a los rescatistas para salvar a las personas atrapadas.

¿Por qué no hubo evacuaciones?

Las advertencias de la llegada de Harvey fueron lanzadas desde la noche del miércoles para el sureste de Texas, donde se encuentra Houston.

El fenómeno se fortaleció hasta alcanzar la categoría de huracán 4, de un máximo de 5, y tocó tierra la media noche del viernes.

Pero en esta ciudad de 2,3 millones de personas, la cuarta más grande del país tras Nueva York, Los Ángeles y Chicago, no fue solicitada una evacuación de la población.

Cuestionado al respecto, el alcalde Turner dijo que eso hubiera sido una irresponsabilidad.

No se puede poner en la ciudad de Houston a 2,3 millones de personas en la carretera. Eso es peligroso”, dijo Turner a los periodistas.

“Si se emite una orden de evacuación y se pone a todo el mundo en la carretera, realmente se está llamando a una gran calamidad”, señaló.

Ahora que ya llegaron las inundaciones, la instrucción de las autoridades es permanecer en casa y evitar al máximo salir a la calle, aún y cuando la vivienda se esté inundando.

Unos 400 miembros del servicio de búsqueda y rescate urbano están trabajando en Houston auxiliando a las personas y se espera que se sumen otros 500 más la noche del domingo.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, desplegó a los miembros de la Guardia Nacional del estado, unos 12.000 efectivos que se suman a los ya desplegados para hacer frente a la emergencia.

Desesperación

Ed González, el comisario del condado de Harris, dijo que entiende la desesperación de la gente por encontrar un terreno más seguro.

Pero instó a los ciudadanos a pensar dos veces antes de aventurarse en las aguas altas y considerar peligros imprevistos, tales como tapas de alcantarillado levantadas.

“Queremos destacar la importancia de permanecer fuera de los caminos cuando hay inundaciones. Si se conduce en el agua, se está poniendo en riesgo la vida”, alertó González.

Algunas personas evacuadas fueron trasladadas al Centro de Convenciones George Brown, como Jasmine Meléndez, una mujer de Houston de 23 años y madre de tres hijos, uno de ellos un bebé de una semana de edad.

“El agua estaba justo a nuestra puerta. Estábamos preocupados por los niños, especialmente por el bebé”, dijo a la agencia Reuters.

El aeropuerto George Bush de Houston canceló las operaciones de todos los vuelos comerciales este domingo, mientras que el aeropuerto alternativo, Hobby, también permaneció cerrado debido a que sus pistas estaban inundadas.

También el Hospital Ben Taub fue evacuado, ya que el agua que inundó el sótano y “alteró las fuentes de energía”.

Cerca de 316.000 viviendas, edificios y comerciosno tenían electricidad la tarde de este domingo.

Por otra parte, decenas de miles de residentes recibieron instrucciones de abandonar sus casas en el vecino condado de Fort Bend, y las autoridades instalarán un macrorrefugio con capacidad para 5.000 personas en Dallas, 250 kilómetros al norte de Houston, para dar cobijo a los afectados.

Por BBC Mundo

Autor: Marien Moreno

Vea también

Se perdieron todas las solicitudes para la ‘Lotería de visas’ que sortea EE.UU.

Cada año, por esta época, el Departamento de Estado de Estados Unidos entrega al azar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *