viernes , octubre 20 2017
Home / Nacionales / Encuesta: Trump, el nuevo presidente más “desaprobado”

Encuesta: Trump, el nuevo presidente más “desaprobado”

Han pasado des semanas desde la posesión y hasta ahora el trabajo del nuevo presidente no ha impresionado a los estadounidenses.

Una mayoría, el 53%, desaprueba la forma en que el presidente hace su trabajo, según una nueva encuesta de CNN/ORC, lo que marca el mayor nivel de desaprobación de un nuevo presidente desde que las encuestas empezaron a registrar este dato. Trump es el único presidente en tener un negativo neto tan temprano en su mandato.

Lee los resultados de la encuesta

En general, un 44% de los encuestados aprueba la forma en que está haciendo el trabajo, siete puntos por debajo de la anterior marca más baja, de 51%. Además, la parte que desaprueba “fuertemente” el trabajo de Trump es casi tan grande como el total de quienes lo aprueban en alguna medida: 43% tiene una gran imagen negativa de Trump.

El partidismo es el mayor divisor en las opiniones de Trump: 90% de los republicanos lo aprueban frente a 10 % de los demócratas.

La alta desaprobación de Trump claramente se diferencia de los niveles de sus predecesores. Aunque la primera medición de aprobación de Ronald Reagan fue de 51% en una encuesta de Gallup en 1981no está lejos del 44% de Trump, la desaprobación de Reagan sí estuvo muy por debajo de la de Trump (13% el primero, 53% el segundo). Y George W. Bush, el anterior presidente en ser elegido sin ganar el voto popular, tuvo una aprobación mucho mayor —57%— en febrero de su primer año de mandato, con solo 25% de desaprobación.

Varias de las acciones que Trump ha  tomado en las primeras dos semanas también enfrentan oposición mayoritaria, según la encuesta. La mayoría se opone a las restricciones de viaje ordenadas en un decreto la semana pasada, y 55% de la gente dice que las ven como un intento de prohibirle a los musulmanes entrar a EE.UU. Además, 6 de cada 10 personas se opone al plan de Trump de construir un muro en la frontera con México.

En total, el 47% de los encuestados aseguraron que están a favor del decreto inmigratorio que prohíbe la entrada a Estados Unidos de viajeros pertenecientes a siete países de mayoría musulmana por 90 días y que suspende el programa para refugiados por 120 días, además de reducir la cifra total de personas en esta condición que el país aceptará en 2017. Aquellos a favor de la prohibición aseguraron en un margen de 2 a 1 que les gustaría que esta medida se ampliara a otros países.

La oposición a esta política de prohibición se centra en las percepción de que cumple una de las propuestas que Trump hizo en campaña: no permitir la entrada de musulmanes. La opinión de que el decreto es un intento para prohibirle a las personas de esta religión entrar al país es impulsada en gran medida por los opositores de la orden. El 82% lo ve como una prohibición musulmana, aunque un cuarto de los que la apoyan también lo ven así (25% lo dice).

El público está más divido sobre si el decreto hace que Estados Unidos sea más seguro o si protege los valores estadounidenses, dos argumentos que el gobierno de Trump ha planteado para dar apoyo a la medida. Alrededor de 4 de cada 10 personas (41%) están de acuerdo con la razón esgrimida por al administración de que la prohibición al país más seguro frente al terrorismo, mientras que un 12% explicó que la orden no hace ninguna diferencia. Más allá, casi la mitad (49%) cree que el decreto afecta los valores estadounidenses al dejar por fuera a las personas que buscan asilo, mientras que para el 43% la medida protege, justamente, dichos valores al no permitir el ingreso de personas que no apoyan esas costumbres.

Sobre todas estas preguntas, las opiniones están fuertemente divididas por el partido al que pertenecen los encuestados. Los demócratas son igual de propensos para oponerse al decreto (88%), así como los republicanos lo son para apoyarla (88%). Los independientes tienden a estar en contra, con el 54%. Los republicanos son 10 veces más propensos que los demócratas a decir que el decreto hace que Estados Unidos sea más seguro (el 83% de los republicanos frente al 8% de los demócratas). Además, sus opiniones se oponen en 180 grados cuando se les pregunta sobre el impacto de la prohibición en los valores estadounidenses: 80% de los republicanos sostienen que los protege, mientras e 81% de los demócratas dice que los afecta.

También hay una fuerte división partidista sobre si Estados Unidos debe aceptar o no a los refugiados sirios en general, con el 73% de los demócratas a favor frente a sólo el 30% de los republicanos. Sin embargo, el apoyo a recibir a los refugiados ha aumentado entre las divisiones partidarias desde finales de 2015: pasó de un 38% a favor de aceptarlos en 2015 al 54% a un 54% ahora, incluyendo un incremento de 13 puntos sumando a los dos partidos.

En sus primeros días de presidencia, Trump también firmó el decreto sobre la construcción del muro en la frontera con México, pero la mayoría de estadounidenses sigue estando en contra de la decisión. Un 41% estuvo a favor en septiembre, mientras que hoy esa cifra bajó a un 38%. La oposición a la construcción del muro está en el 60% en este momento. El presidente de Estados Unidos ordenó la inmediata construcción del muro en un decreto que firmó menos de una semana después de llegar al cargo, pero dicho documento no incluye el financiamiento para el muro. Quienes están a favor de erigirlo apoyan la propuesta del gobierno de financiarlo con impuestos a los bienes mexicanos que se importen.

Al evaluar el trabajo de Trump en diferentes temas, las mayoría desaprueba el manejo que el presidente le ha dado a la inmigración (56%), los asuntos exteriores (55%) y el terrorismo (53%). La mitad (50%) desaprueba sus decisiones sobre la política de salud, mientras busca revertir el programa Obamacare, frente a un 42% que aprueba su trabajo en la asistencia médica. Los estadounidenses están divididos sobre la seguridad nacional: el 49% aprueba y el 46% desaprueba. La economía sigue siendo el punto destacado de Trump, con el 49% a favor y el 43% en contra.

Una mayoría considerable, el 78%, aseguró que el presidente ha manejado la presidencia como se esperaba y solo el 21% ha dicho lo contrario. Aún así, quienes han sido sorprendidos con su trabajo no lo ven como algo agradable: el 17% ha dicho que es algo negativo, contra el 3% asegurando que lo ha hecho inesperadamente bien.

La encuesta CNN/ORC se realizó vía telefónica entre el 31 de enero y 2 de febrero, con una muestra aleatoria nacional de 1.002 adultos. Los resultados de la muestra completa tienen un margen de error de más o menos tres puntos porcentuales, y es mayor para los subgrupos.

Por Jennifer Agiesta, directora de encuestas de CNN.

Autor: AL DIA UTAH

Vea también

Se perdieron todas las solicitudes para la ‘Lotería de visas’ que sortea EE.UU.

Cada año, por esta época, el Departamento de Estado de Estados Unidos entrega al azar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *