jueves , octubre 19 2017
Home / Futbol / El resurgimiento latino en el Real Salt Lake

El resurgimiento latino en el Real Salt Lake

Salt Lake City, UT- Fue un triste otoño del 2016 cuando el Real Salt Lake fue eliminado de los playoffs ante su más grande némesis, el L.A. Galaxy después de acumular 8 partidos sin conseguir victoria al cierre de la temporada, cuando el núcleo latinoamericano que perduró durante gran parte de la historia del Real Salt Lake, comenzara a desvanecerse casi por completo. 

Primero con la sorpresiva salida por la puerta de atrás de la leyenda argentina Javier “el maestro” Morales, quien tuvo que abandonar al equipo de sus amores por diferencias con directivos del Real Salt Lake en su cuestión contractual sin tener la oportunidad de despedirse de la afición que lo vio entregarse por completo a su equipo durante una década.

El fortachón colombiano Jamison Olave, uno de los mejores defensas centrales en la historia del club, se vio prácticamente forzado a retirarse a sabiendas de que el club ya no contaba con él para la temporada 2017 pues el Real tenía planes de que se integrara a la institución como parte del cuerpo técnico del Real Monarchs y ya no más como jugador. 

Otro sudamericano que estuvo en las filas del Real Salt Lake durante cuatro años y que se ganó el cariño de la gente por su humildad y sonrisa eterna fue Olmes García, que a pesar de tener la posibilidad de quedarse un año más con el RSL, el equipo decidió no hacer válida la opción del colombiano y fue subastado al Super Draft de la MLS donde San Jose Earthquakes lo adquirió por unas semanas para después dejarlo en libertad.  

Uno de los otros golpes duros del receso invernal fue la salida de quizás el mejor refuerzo por nombre que ha traído el Real Salt Lake en la historia, Juan Manuel “El Burrito” Martínez, quien abandonó al equipo en mutuo acuerdo con la directiva argumentando que su familia nunca se pudo adaptar al estilo de vida de la ciudad de Salt Lake, aunque queda claro que la manera en que salió Javi Morales tuvo mucho que ver en la decisión del burrito.

El único latinoamericano ante tanta salida latinoamericana que se quedó fijo en el equipo fue el ecuatoriano Joao Plata en su rol de jugador designado y que dicho sea de paso, fue el mejor goleador de la temporada 2016 con 11 anotaciones. El arquero mexicano Eduardo “Lalo” Fernández, otro de los latinoamericanos que es parte del equipo, permaneció en la institución pero esperando con ansias su debut en MLS integrado más con los Real Monarchs.

Las semanas pasaban y no sonaban contrataciones latinoamericanas como eran costumbre en años anteriores hasta que se escuchó el regreso del mexicano Luis Silva al Real Salt Lake a comienzos del 2017, equipo en el que estuvo medio semestre en el 2015 antes de migrar a los Tigres de la UANL de la liga MX y de Sebastián “el Bofo” Saucedo, canterano que fue prestado a los Tiburones Rojos del Veracruz en todo el 2016. 

Luis Silva fue el único jugador latino en ser contratado antes de que arrancara la temporada 2017 sin contar a los latinoamericanos canteranos de los Real Monarchs que fueron promovidos, caso de Ricardo Velazco, Danny Acosta y la incorporación de José Hernández, también canterano del club que estuvo en la Universidad de UCLA antes de unirse a las filas del primer equipo a principios de este año.

El comienzo de la temporada 2017 para el Real Salt Lake fue de pesadilla, el equipo no carburaba con Jeff Cassar desde la recta final de la temporada 2016 y al tercer partido del 2017 fue cesado después de comenzar con dos derrotas y un empate.

Llegó Mike Petke al banquillo al sexto partido de liga a intentar sacar a flote al barco que estaba hundido en esos momentos, tarea nada fácil puesto que el equipo estaba armado por otro entrenador que no era parte ya del equipo. 

Petke y Plata no tuvieron el mejor de los comienzos puesto a que el ecuatoriano estaba acostumbrado a otro estilo de vida que podía llevar a cabo en la era Jeff Cassar que Petke no iba a permitir. Plata no comenzó bien la campaña lesionándose en la segunda jornada del campeonato ante el Chicago Fire en la primera mitad. El ecuatoriano no pudo regresar hasta el quinto partido donde no lucía cómodo y se veía que no estaba al nivel que todos le conocemos, a tal grado de que su primer gol del campeonato fue hasta el 27 de mayo en la victoria 1-0 ante el Philadelphia Union que por cierto, fue gracias a un espectacular pase del venezolano Jefferson Savarino.

Savarino fue presentado el 9 de Mayo con el Real Salt Lake y debutó el 13 del mismo mes en la goleada que le propinó el New England Revolution 4-0 al Real. Su calidad quedó demostrada inmediatamente a su llegada a pesar de haber llegado en el momento más complicado de la temporada para el Real Salt Lake. 

Rápidamente se ganó la titularidad en el extremo izquierdo mandando al banquillo al juvenil canterano y propiedad del Liverpool, Brooks Lennon. El resurgimiento latinoamericano de las últimas semanas se debe en gran parte a la combinación Savarino-Plata, que se han entendido a la perfección, haciendo jugadas soberbias con un dinamismo exquisito que llega a dejar boquiabiertos a los espectadores.

Luis Silva se ha integrado de manera muy positiva y a pesar de que no es un delantero de oficio, no desconoce la posición y ha sabido ganarse el puesto de delantero dejando ya en el banquillo al jugador mejor pagado en la historia del Real Salt Lake, el armenio Yura Movsisyan.

Silva tan solo lleva un gol en 1031 minutos jugados hasta el momento pero queda claro que hoy por hoy es el hombre de confianza de Mike Petke como delantero titular y si bien el gol no se le da tan seguido, lucha y pelea por cada balón y asiste muy bien a sus compañeros a la ofensiva.

Los tres latinoamericanos han devuelto la alegría al ataque del Real Salt Lake que estaba en estado de coma y han vuelto a hacer soñar a la afición con un repunte que permita soñar con los playoffs.

La mención honorifica latinoamericana de esta temporada la debe tener sin lugar a dudas el hondureño-americano Danny Acosta, quien ha demostrado mucha calidad y oficio a la hora de defender. Por si fuera poco, la incorporación del defensa central “charrua” Marcelo Silva, quien ha lucido muy bien en los dos partidos que lleva de titular en la presente temporada.

Hoy por hoy Mike Petke ha dicho públicamente que su relación con Joao Plata es buena y que los malentendidos del principio han quedado totalmente en el pasado.

Los jugadores latinoamericanos le han devuelto el Real Salt Lake la alegría y ganas de soñar al equipo una vez más, los playoffs se ven lejanos pero no imposible.

Por Francisco Vázquez

Twitter & Facebook: @franvamo

Autor: Francisco Vazquez

Vea también

Los Real Monarchs ya conocen a su rival de playoffs

Sandy, UT- Los Real Monarchs lograron la noche del viernes concluir con una excelente temporada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *