lunes , octubre 23 2017
Home / Deportes / Continúa la pesima campaña de BYU vuelven a caer en casa

Continúa la pesima campaña de BYU vuelven a caer en casa

Provo, UT- Los Cougars de BYU hilvanaron su quinta derrota en forma consecutiva anoche en LaVell Edwards Stadium al caer derrotados ante los siempre complicados Broncos de Boise State 24-7.

El partido tuvo como sorpresa el regreso del mariscal de campo titular de los Cougars Tanner Magnum, quien no veía acción en tras casi un mes después de caer lesionado en la última jugada del partido ante los Utah Utes el 9 de septiembre pasado.

El encuentro comenzó prometedor para los de casa ya que en el mismo primer cuarto el equipo local se fue al frente gracias a touchdown de Una Tolutau gracias a una corrida de 3 yardas para el Running Back (corredor con balón).

El gusto duró muy poco ya que en el segundo periodo la ofensiva del equipo de Boise explotó con 17 puntos sin respuesta de los Cougars para irse al medio tiempo con desventaja para los locales 7-17.

El tercer periodo no sufrió movimiento alguno en cuanto anotaciones terminando en roscas y ya en el último los de Idaho anotaron otro touchdown para llevarse la victoria en el LaVell Edwards 24.7.

El mariscal de campo Tanner Magnum tuvo un partido bastante flojo lanzando en su retorno para 164 con 0 touchdowns y 2 intercepciones y una de las cosas que más llamo la atención fue el hecho de que Kalani Sitake, entrenador en jefe de BYU, decidió mandarlo al banquillo para meter al novato Joe Critchlow, un jugador sin nada de experiencia quién cursa sus primeros meses de universidad. El plan con Critchlow era tenerlo como redshirt esta temporada (redshirt en términos colegiales quiere decir que no jugará la temporada para aprender de los sistemas y esquemas y que siga teniendo elegibilidad de 4 años).

Eso fue sin duda una de las cosas que sorprendió a propios y a extraños que en conclusión quiere decir que hay un desastre en la coordinación y talento ofensivo de los Cougars quienes han tenido una temporada para el olvido.

Probablemente BYU tenga que tomar medidas en el asunto y eso podría significar que pueda haber algún despido de algunos coordinador ofensivo y el nombre que podría tener sus horas contadas al cargo seria Ty Detmer, ex ganador del trofeo Heisman (galardón otorgado al mejor jugador colegial cada año) en 1990 y que hasta al momento no ha podido hacer que opere la ofensiva de BYU de buena manera en temporada y medio que tiene al cargo.

El próximo compromiso de los Cougars será el 14 de octubre cuando visiten la conferencia SEC a los Bulldogs de Misisipí State, equipo sumamente poderoso por lo que no sorprendería que BYU cayera por sexta ocasión consecutiva.

Por Francisco Vázquez

Twitter & Facebook: @franvamo

 

 

Autor: Francisco Vazquez

Vea también

Victoria con sabor amargo para el Real Salt Lake

Sandy, UT- A pesar de la buena victoria 2-1 ante uno de los rivales que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *